Vivir en Andorra: 5 formas de hacerlo

Muchos clientes y usuarios buscan acerca de los requisitos necesarios que se deben cumplir para poder vivir en Andorra, especialmente siendo español. Sin embargo, esta cuestión es un poco más complicada ya que Andorra dispone de varios tipos de permiso de residencia distintos, cada uno con sus requisitos, sus derechos y obligaciones, sus trámites y su documentación necesaria.

Así pues, según los objetivos y lo que se quiera hacer en el país se podrá obtener una autorización u otra, o será más pertinente una u otra. Es por eso que hablamos de formas de conseguir vivir en Andorra, y no de los requisitos en sí.

Diferencia entre residencia activa y residencia pasiva

El primer concepto que hay que tener en cuenta para saber cómo vivir en Andorra es la diferencia entre residencia activa y pasiva que hace la legislación andorrana. En general:

  • Residencia activa hace referencia a aquellos permisos que otorgan derecho a vivir y trabajar en Andorra.
  • Residencia pasiva se utiliza para designar a los permisos que permiten solamente residir en Andorra, pero no trabajar en el país.
Para cada categoría de residencia hay numerosos tipos de permiso cada uno con sus clasificaciones, particularidades y excepciones. Por ejemplo en la residencia activa el trabajo puede ser por cuenta propia o ajena, y el tipo de residencia más famoso es el llamado de residencia no lucrativa.

Las 5 formas de vivir en Andorra

Así pues, en base a estos tipos de permiso, consideramos que existen de forma general cuatro formas para vivir en el Principado, según el objetivo que se tenga y la actividad económica y profesional que se vaya a realizar. Todas comparten una serie de requisitos y documentación común, a saber:

  • Identificación en copia y original: para personas de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo DNI, para otros el Pasaporte.
  • Certificado de antecedentes penales limpio, tanto del país de origen como de los países en los que se ha residido hasta la fecha.
  • Rellenar y firmar una declaración jurada de los antecedentes penales anteriores.
  • Documentación que verifique la estancia en el Principado (contrato de alquiler, título de propiedad de un inmueble, etc.).
  • Documentos sobre del estado civil:
    • En caso de persona soltera, el certificado oficial de soltería o rellenar y firmar una declaración jurada de la misma.
    • En caso de casado, el certificado oficial del matrimonio.
    • En caso de divorciado, fotocopia y original de la sentencia de separación.
    • Si es viudo o viuda, fotocopia y original del certificado de defunción del cónyugue.
    • Por último si es una pareja de hecho un certificado oficial que expele el Registro Civil andorrano.
  • Hacer una breve revisión médica con éxito.

Trabajador o empleado

Se trata de la manera más entendible de conseguir establecerse en Andorra. Para ello la persona interesada debe ser contratada laboralmente por una sociedad jurídica andorrana, ya sea pública o privada. Así se puede optar al permiso de residencia activa y trabajo por cuenta ajena y tras estar en el país un mínimo de 183 días la residencia fiscal. Según el tipo de contrato, el permiso podrá ser temporal o indefinido, estando el tiempo del permiso restringido al tiempo del contrato laboral. Para ir a vivir a Andorra de esta forma se puede requerir, además de los requisitos comunes anteriores:

  • Contrato laboral de la empresa andorrana en la que se va a trabajar.
  • Currículum vitae de la persona contratada, buscando tener información relevante de su formación y experiencia.
  • Otros trámites sobre condiciones  salariales y profesionales: se pueden exigir desde pruebas académicas, títulos y experiencia laboral hasta puntos de seguridad social o boletines de salario.
  • Rellenar y firmar una declaración jurada del plan de formación.
  • Diligencia de inscripción al Comú.
  • Rellenar y entregar la solicitud de autorización de inmigración para residentes activos por cuenta ajena.

La inscripción en el Comú en el que se reside debe realizarse como máximo tres meses después de obtener la autorización, tal y como se ha comprometido durante a hacer firmando la diligencia.

Cabe destacar también que lo más difícil de esta forma de residir en Andorra es obtener un contrato laboral siendo extranjero, especialmente indefinido ya que la legislación andorrana restringe la contratación de no residentes.

 

Profesional liberal o titulado

Esta forma de vivir en Andorra consiste en obtener el permiso de residencia y trabajo por cuenta propia ejerciendo como profesional titulado. Es una figura jurídica es la equivalente a la de autónomo en España u otros países, pero en Andorra está bastante más restringida, pues únicamente está permitida para personas con educación terciaria que puedan adherirse a un colegio profesional o equivalente y para ciertas actividades económicas definidas. Hablamos de abogados, ingenieros de todo tipo, economistas, etc. De manera similar al caso anterior, sus requisitos son:

  • Currículum vitae de la persona interesada con información relevante de su formación y experiencia.
  • Rellenar y entregar la solicitud de autorización de inmigración para residentes activos por cuenta propia.
  • Acreditar que se ha obtenido la autorización de ejercicio de la profesión liberal por parte de Gobierno y la colegiación del colegio profesional correspondiente en un plazo máximo de 3 meses.
  • Darse de alta en la CASS y cotizar mensualmente en régimen de profesional titulado.
Así pues, la ventaja de este modo es que es muy barato, pues a diferencia del de empresario (que veremos a continuación no requiere la constitución de una sociedad con todos los gastos que conlleva y tampoco el depósito de 15.000€ al AFA al no tratarse de una inversión extranjera. Pueden leer más aquí.
 
La obvia desventaja es que está muy restringido debido a que hay que disponer de un título de formación terciaria y conseguir que sea homologable por una institución educativa andorrana, además de tener que colegiarse y que el Gobierno del país te permita ejercer de profesional liberal. Por otro lado, al ejercer como persona física se tiene toda la responsabilidad de las deudas e ingresos y está limitado a ejercer la actividad profesional homologada. Es por tanto, también difícil.
 
 

Empresario o emprendedor

La forma más fácil, pero también la más cara. Para ello hay que montar un negocio en Andorra constituyendo una sociedad andorrana y obtener el permiso de residencia activa y trabajo por cuenta propia mediante dicha inversión extranjera, siendo administrador y socio de la sociedad recién creada. Tras residir 183 días o más en el país se consigue la residencia fiscal. Los requisitos para acceder de esta forma a vivir en Andorra son:

  • Currículum vitae de la persona interesada con información relevante de su formación y experiencia.
  • Rellenar y entregar la solicitud de autorización de inmigración para residentes activos por cuenta propia.
  • Haber obtenido la autorización de inversión extranjera.
  • Haber constituido efectivamente la sociedad.
  • Tener una participación de más del 20% sobre el total del capital social.
  • Ejercer un cargo en la administración de la empresa.
  • Acreditar que la sociedad es titular de un comercio debidamente registrado y en actividad en máximo tres meses.
  • Hacer efectivo el depósito de la fianza de 15.000€ a la Autoridad Financiera Andorrana (AFA).
  • Darse de alta en la CASS y cotizar mensualmente en régimen de empresario.
De este modo cualquier actividad que se pueda enmarcar en el objeto social de una empresa puede ejercerse sin problemas. Además, al percibir rentas también como cargo de la sociedad el tipo efectivo total máximo tributado en impuestos directos es siempre menor al 10% de las rentas percibidas, se tiene responsabilidad limitada y la flexibilidad que da operar mediante una sociedad.
 
Como desventaja por tanto tenemos que mencionar el alto coste, tanto en términos monetarios (costes de constitución y mantenimiento de la empresa, provisiones de capital social y de la fianza del AFA, etc.) como de tiempo (requiere de dos a tres meses de procedimiento y trámites).
 

Por reagrupamiento familiar

Se trata de vivir en Andorra obteniendo cualquier permiso de residencia activa por reagrupamiento familiar de otra persona titular de un permiso de residencia activa. Además de los requisitos comunes hay que aportar:

  • Documentación acreditativa de seguro sanitario de las personas a reagrupar y declaración jurada de compromiso.
  • Copia de la autorización de inmigración del titular.
  • Documentación acreditativa de que se dispone de medios económicos equivalentes al 100% del salario mínimo andorrano.
  • Otros documentos según el familiar que se trate, edad, etc.

Residencia pasiva o no lucrativa

Debido a que, como decíamos antes, los permisos de residencia pasiva autorizan a residir pero no a trabajar, esta forma de conseguir vivir en Andorra es la más indicada para aquellos que no deseen ejercer ninguna actividad en el país. Como además requiere de una gran inversión y solo requiere la residencia efectiva en el país de más de 90 días, suele ser la forma de ancianos jubilados, grandes ejecutivos o directivos de multinacionales que viajan mucho, deportistas retirados o grandes patrimonios familiares.

Consiste en obtener el permiso de residencia pasiva a través de su método básico, siendo profesional con proyección internacional o por razones de interés científico, cultural o deportivo. Con este permiso no se puede tener rentas salariales provenientes de Andorra de ningún tipo, pero sí se pueden percibir rendimientos del capital como intereses o dividendos. Además de los requisitos comunes, hay que cumplir:

  • Rellenar y firmar un compromiso de vivir en el país durante un mínimo de 90 días al año.
  • Tener cobertura y seguro de sanidad y de jubilación para Andorra, ya sea público o privado.
  • Demostrar que se perciben ingresos superiores al 300% del salario mínimo anual vigente en Andorra.
  • Inscribirse en el Comú pertinente y obtener su certificado en un período máximo de un mes.
  • Rellenar y entregar la solicitud de autorización de inmigración para residentes pasivos.
  • Hacer efectivo el depósito de la fianza de 50.000€ a la Autoridad Financiera Andorrana (AFA).
  • Invertir al menos 400.000 euros en activos andorranos de los siguientes activos:
    • Bienes inmuebles situados en el territorio del Principado de Andorra.
    • Participaciones en el capital social o en los fondos propios de sociedades residentes en el Principado de Andorra.
    • Instrumentos de deuda o finanzas emitidos por entidades residentes en el Principado de Andorra.
    • Instrumentos de deuda pública emitidos por cualquier Administración del Principado Andorra.
    • Productos de seguro de vida contratados con entidades residentes en el Principado de Andorra.
    • Depósitos a la AFA (Autoridad Financiera Andorrana) no remunerados.
  • Firmar una declaración de compromiso a realizar dicha inversión en un plazo máximo de seis meses.

Una cosa remarcable de esta forma es que el titular principal puede hacer residentes a sus familiares también en el mismo permiso, teniéndolos a su cargo. Estos familiares solo deben aportar la documentación básica ya que residen a cargo del titular, y se deben abonar 10.000€ extra como fianza al AFA por cada uno de ellos. Así, una pareja de jubilados depositaría 60.000€ en dicha institución.

En conclusión

Estas son las 5 formas básicas de vivir en Andorra. En general, la más frecuente suele ser la de ser empresario, que es la que suelen hacer la mayoría de youtubers, o bien comprar una casa y obtener el permiso de residencia pasiva, como hacen numerosos deportistas y famosos.

¿Quiere vivir en Andorra?
Contacte con nosotros y cuéntenos su caso. Le podemos ayudar.
Vivir en Andorra - las 5 formas de conseguirlo

Preguntas frecuentes

De manera general hay 5 formas distintas para conseguir vivir en Andorra siendo extranjero, cada una con sus objetivos, tipo de permiso, requisitos y documentación.

En Andorra, se utiliza el término residencia activa para nombrar los permisos de residencia que autorizan a vivir y a trabajar, y residencia pasiva para los que solo autorizan a vivir, pero no a trabajar.

Hay que o conseguir un contrato laboral con alguna empresa andorrana, o ser profesional autónomo con un título educación terciaria, o crear una sociedad en Andorra y trabajar en ella como empresario.

Estar identificado y sin antecedentes penales y tener un objetivo de inversión o actividad económica allí (contrato laboral, título profesional, empresa o inversión en el país).