Andorra, país sin crimen ni delincuencia

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN
Nula delincuencia y crimen, seguridad en Andorra

Tal y como vimos en el artículo sobre la historia de Andorra, el Principado ha sido tradicionalmente un ejemplo de paz y neutralidad bélica. Desde la firma de los “Pariatges” y especialmente desde la creación del Consejo de la Tierra en 1419, uno de los parlamentos más antiguos del mundo, Andorra ha vivido en completa paz y neutralidad, si bien ha sido posesión de distintos condes, obispos y monarcas durante su época feudal.

Es totalmente remarcable que ni siquiera durante conflictos tan severos y mortíferos como los de la nobleza y clero del siglo XVI, la guerra de sucesión española, las guerras napoleónicas, la primera guerra mundial, el golpe de estado de 1936 y el posterior régimen franquista y la segunda guerra mundial Andorra ha dejado de ser neutral. El pacifismo del Principado se ha mantenido incluso en los peores sucesos y eventos de la historia.

En este artículo abordaremos una cuestión bastante relacionada con este hecho: la nula criminalidad y delincuencia de Andorra. Por supuesto y como siempre, explicando las causas, motivos condiciones por las cuales ocurre esta ausencia de crimen y ofreciendo argumentos. Antes de empezar, hay que resaltar que la seguridad andorrana adquiere todavía más importancia cuando recordamos que el Principado acoge cada año 8.2 millones de turistas de todo el mundo, y en él conviven diariamente personas de todas las nacionalidades y culturas.

Crimen y homicidios

Andorra es uno de los estados del mundo con menos criminalidad por habitante, según los datos de instituciones como la Oficina para las Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (ODIHR) dentro de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito o la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE).

Utilizando los datos del Atlas mundial de datos de knoema, si miramos los datos de homicidios, desde 2004 hasta 2015 solo hubo tres crímenes homicidas: uno en 2004, uno en 2008 y uno en 2011, quedando por tanto una tasa por cada 100.000 habitantes de entre cero y 1,2, según el año considerado, y consiguiendo una tasa de media de 0,37 homicidios. Para contrastar, por ejemplo, Francia en ese mismo período tuvo una media de aproximadamente 1,5 homicidios por cada 100.000 habitantes, y España alrededor de 0,9 de tasa de crimen. De esos tres homicidios, solo el crimen de 2008 fue con arma de fuego.

Delincuencia: robos, ataques y violaciones

Siendo Andorra uno de los países más seguros del mundo según las estadísticas de la UNODC, la delincuencia básica también es bastante limitada. Los robos producidos en establecimientos (supermercados, casas, tiendas, etc) en el Principado fueron entre 2007 a 2011 una media de unos 130 robos anuales, mientras que de 2012 hasta 2015 los incidentes bajaron a 80-90 anuales de media. Esto nos da una tasa de unos 100-200 robos por cada 100.000 habitantes.

En cuanto a los robos personales (bolso, cartera, etc) el valor se movió entre 4 y 13 anuales entre 2007 y 2015, siendo la media menor que 10. Los ataques personales, sin embargo, fueron entre 80 y 150 sucesos de delincuencia anuales, con una media de 120-130 ataques al año. Las violaciones, por su parte, varían según el año entre 1 y 6 en el mismo periodo, si bien la media es menor que tres.

Indicadores del Banco Mundial

El Banco Mundial también publica los llamados “Country Data Report”, con indicadores de delincuencia, crimen y calidad institucional para los distintos países. Así pues, podemos acceder al de Andorra aquí, así como al de España aquí y comparar los mismos para el periodo 1996-2014. Cabe destacar que se estructura en índices sobre 100 donde 100 es el país mejor parado en el indicador y 0 el peor.

Como podemos observar, en el indicador agregado llamado Voz y Responsabilidad Andorra se sitúa todos los años entre el percentil 90 y el 100, mientras que España se sitúa entre el 70 y el 80. Pero más destacable aún es el referente a “Estabilidad política y ausencia de violencia / terrorismo”, en el que Andorra se mueve prácticamente entre el 95 y el 100, y España apenas suele llegar al 50.

La efectividad del gobierno y la calidad regulatoria, por otra parte, se mantiene, alrededor de la línea del percentil 90, si bien la última ha tenido una caída anómala de 77.4 en 2014. También lo hacen el indicador del Imperio de la Ley y el de Control de la Corrupción, viéndose en el caso de España una degradación continua desde 2005.

¿Por qué el Principado de Andorra es tan seguro?

Ya hemos visto que la seguridad ciudadana que ofrece el país se basa en tres puntos básicos:

  • Imperante tradición de neutralidad bélica
  • Constante estabilidad política e instituciones de calidad
  • Tasas de crimen y delincuencia bajas

No obstante, cabe preguntarse por qué ocurre este fenómeno, qué es lo que hace que Andorra sea capaz de mantener esos tres pilares que sostienen la seguridad y solidez que a su vez brinda a sus ciudadanos y turistas.

Ni por policías, ni por militares, ni por el código penal

Un hecho divertido y contraintuitivo es que el Principado no tiene fuerzas militares ni armada, y tampoco tiene más policías que otros países. Concretamente Andorra tiene unos 250 policías en el Cuerpo de Policia, lo cual resulta en unos 300 policías por habitantes (al nivel de Alemania, España tiene 385 y Francia unos 290). Y su defensa exterior viene dada en todo caso por acuerdos con sus países vecinos Francia y España, siendo la desmilitarización de Andorra completa y muy famosa y conocida.

Policía del Principado de Andorra, seguridad
Policía de Andorra

Antiguamente, la seguridad estaba en manos del somatén, una institución catalana de carácter parapolicial iniciado como protección civil del crimen y la delincuencia. Esta organización era convocada en caso de necesidad por los capitanes de cada parroquia. La Policía, como tal, no se creó hasta 1931, e inicialmente contaba con seis agentes

Por otro lado, tampoco el Código Penal andorrano tiene muchas diferencias respecto al de otros países, exceptuando la mayor severidad y punición en cuanto al consumo, posesión y tráfico de drogas y sustancias psicoactivas. ¿Entonces por qué se da esta circuistancia de seguridad?

Ubicación y orografía

Pues efectivamente, uno de los puntos más influyentes en la seguridad es la configuración geográfica del territorio andorrano u orografía. Este hecho también ha ayudado mucho a mantener la estabilidad y neutralidad política históricas de Andorra, pues combatir y batallar en medio de las montañas es tremendamente difícil y para nuestros antepasados una zona con poco potencial de cultivo, fría, con gran desnivel y condiciones climáticas adversas simplemente no llamaba. No valía la pena.

Situada en el corazón mismo de los Pirineos, entre montañas, Andorra tiene dos únicas fronteras de salida: la francesa y la española. Como además el país es bastante pequeño y la carretera y las comunicaciones son casi lineales siguiendo paralelamente a los ríos Valira (con pocas bifurcaciones), la seguridad es mucho más fácil de garantizar y mantener. El terreno permite a la Policía andorrana ejercer un trabajo de proximidad sobre el territorio, y reforzar los mecanismos de control social propios de las sociedades pequeñas.

Para el Cuerpo de Policía controlar y perseguir a las personas que cometen delincuencia o crimen es notablemente más sencillo, así como patrullar una zona tan limitada. Toda la gente entra y sale por dos únicos puntos muy concretos, y pueden avisar, advertir y ordenar a los puestos fronterizos inmediatamente cuando se busca a un delincuente o fugitivo. Además suelen patrullar con mayor frecuencia las zonas comerciales y de ocio y los puntos fronterizos, con lo cual la garantía es absoluta.

Barcelona, ciudad de la inseguridad

Barcelona es ya la ciudad más insegura de España. Crímenes, robos, hurtos, pandillas callejeras y violencia y delincuencia de todo tipo están floreciendo cada vez más en esta urbe, ya de por sí bastante conflictiva por los asuntos del independentismo. Los disturbios de finales del año pasado, en gran parte organizados por los CDR (Comités de Defensa de la República) fueron un avance mayor en este sentido. Supusieron la destrucción de muchos locales y el cierre de muchos otros por la paralización económica y la delincuencia callejera.

Estos sucesos que cerraron el 2019 marcaron el nuevo sorpasso de Madrid sobre Cataluña como comunidad con mayor PIB de España. Ambas comunidades llevan peleándose como primera región económica desde la crisis financiera, cuando Cataluña perdió su ventaja monumental sobre Madrid. Tampoco ayuda el constante aumento de los precios de alquiler y la bajada del turismo, que hacen que abrir un local o negocio en la ciudad sea todo un deporte de riesgo. El resultado es que la fragmentación social, la inseguridad, la delincuencia y el crimen están sustituyendo a la sociedad abierta y cosmopolita, turista, acogedora y comercial que era Barcelona.

Andorra cosmopolita y cohesión social

A menos de dos horas de Barcelona se encuentra Andorra, que aunque siempre ha sido muy reservada con la nacionalidad y los derechos a extranjeros, es un país muy cosmopolita. La inmigración ilegal es fácil de controlar y resulta prácticamente inexistente en el Principado, permitiendo que la diversidad no sea conflictiva para la cohesión de la región y evitando la delincuencia. De hecho, más de la mitad de la población del Principado es de origen extranjero y en Andorra conviven personas de más un centenar de nacionalidades con culturas distintas, sin contar en ello turistas.

Andorra, conforme ha ido cogiendo experiencia ante la inmigración, ha adoptado medidas efectivas para garantizar la cohesión social de sus ciudadanos. Por ejemplo, el triple sistema educativo andorrano, con la libre elección de tres sistemas públicos de libre elección y gratuitos: el sistema francés, el español y el andorrano. O también el llamado umbral de cohesión social aplicado recientemente, que consiste en una renta mínima garantizada equivalente al salario mínimo (991,47 euros mensuales). Es decir, todas las personas con ingresos mensuales menores a 991,47 euros tienen derecho a pedir una prestación social hasta llegar a esa cantidad.

También la cooperación con los países vecinos tanto en materia policial, judicial y fiscal como social, cultural y educativa ha permitido una relación muy estable entre ellos, contribuyendo todavía más a dicha cohesión social, a la seguridad y a la cooperación internacional.

Leyes estrictas para residentes y turistas

Finalmente, las leyes de inmigración del Principado también permiten que sea uno de los países más seguros del mundo. Establecen, con objetivo de prevención, la expulsión administrativa del territorio andorrano de las personas que representen un riesgo para la seguridad del Estado, de las personas o de los bienes, así como para el orden público. También exigen para poder residir y vivir en Andorra, que el interesado acredite que no representa ningún riesgo para la seguridad del Estado, de las personas o de los bienes ni para el orden público, además del certificado de antecedentes penales de sus países de residencia.

Por esto y por muchas cosas más es importante realizar el traslado y establecimiento en Andorra de la mano de buenos expertos en Derecho y Fiscalidad, tanto a nivel nacional como internacional, que velen por el estricto cumplimiento de la legislación andorrana. En Andorra Insiders colaboramos con los mejores abogados, fiscales y economistas que conocen de primera mano las leyes tanto del Principado como de los demás países del mundo, así como del Derecho Internacional.

Contactando con nosotros, y tras explicarnos su caso concreto, le remitiremos una propuesta de su caso particular, ofreciéndole solamente los servicios legales, fiscales y contables que necesita para su situación y contexto. Además, proporcionamos apoyo integral, acompañándole en todos los momentos del proceso: desde sus primeras dudas y preguntas hasta guiándole en sus primeras actividades en el Principado. Puede informarse de nuestros servicios de despacho aquí.

Deja un comentario