Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

IPC e inflación en Andorra: tasa, gráficos e índice

La inflación en Andorra no es una excepción. Desde mediados de 2021, el IPC y los precios en todo el mundo y especialmente en Europa y Estados Unidos empezaron a dispararse de forma descontrolada y continuada. Primero nos dijeron que era temporal, luego que era debido a los cuellos de botella, también que era debido al parón económico durante la pandemia y finalmente que la culpa es de Putin por haber invadido Ucrania.

Los políticos, banqueros centrales incluídos, son así: nunca admiten errores y nada es culpa suya. Todo lo malo que ocurre es culpa de un factor externo y todo lo bueno que ocurre es gracias a ellos, que son los salvadores supremos de la humanidad. Que hayan estado toda la década aplicando las políticas monetarias más expansivas de toda la historia para evitar el pinchazo de las burbujas que ellos mismos generan no tiene nada que ver. Tipos de interés mínimos e incluso negativos, compra de activos masivos e incluso el reparto de cheques arbitrarios a la ciudadanía se han convertido en la nueva normalidad económica.

En cualquier caso, no han dado ni una. La inflación continúa haciendo estragos en todo el mundo a un ritmo descomunal, a pesar de que ahora los bancos centrales hayan empezado a subir los tipos de interés al ritmo más acelerado de toda la historia, tal y como se puede ver en los datos de la FRED. Y tampoco esto es culpa de los políticos, esos que despreciando el potencial de la energía nuclear decidieron mantener fuentes de energía renovables de forma insostenible con subvenciones y seguir consumiendo combustibles fósiles.

Eso sí, con recursos importados del exterior para no sentirse culpables. Esto ha llevado a gran parte de Europa a la dependencia energética con un régimen tan autoritario como Rusia con todas sus consecuencias. Pero ya no es solo eso: el IPC sube en todas sus partidas y además cada vez lo hace con mayor vigor la llamada inflación subyacente, con lo cual el aumento de precios se está claramente trasladando a toda la economía.

¿Y cómo se ha dado esta situación en Andorra? Ya mencionamos que, en lo que a la electricidad se refiere, la eléctrica andorrana FEDA terminó subiendo sus tarifas dos veces porque ya no pudo soportar más las presiones de los costes sobre sus cuentas. Aun así, la electricidad está en Andorra más barata que en todos los países de su alrededor por sus peculiaridades. Pero como decimos los precios no solo han aumentado en electricidad y energía. Pues bien, en este artículo vamos a ver cómo ha evolucionado la inflación en el Principado.

Evolución del IPC y tasa de inflación en Andorra

A continuación podemos ver la evolución el IPC y la tasa de inflación anual en Andorra, según los propios datos que nos muestra el Departamento de Estadística del Gobierno de Andorra para los últimos tres años:

IPC en Andorra, evolución de los precios, índice 2019-2022
IPC en Andorra, evolución de los precios, índice 2019-2022 (base 2021)
Tasa de inflación en Andorra, porcentaje de subida de precios, 2019-2022
Tasa de inflación en Andorra, porcentaje de subida de precios, 2019-2022

Como podemos observar en el gráfico anterior, el IPC no ha parado de subir de forma constante especialmente a partir de principios de 2021. El IPC es el Índice de Precios al Consumidor, que en Andorra se nombra cómo índice general, y es una medida del aumento medio de los precios en el país. Así, el índice de precios general ha pasado de 100 alrededor de 2021 (pues esla base) a 108,94 al terminar 2022, lo que como ahora veremos encaja con el aumento de precios anual que se está experimentando.

La inflación, por su parte, medida de forma anual estuvo estable entre el 0% y el 1% desde 2019 hasta principios de 2021, momento en el cual empezó a aumentar y a dispararse de forma acelerada hasta alrededor del 7%. Es también absolutamente remarcable que se ha estancado alrededor del 7% y no baja, a pesar de las políticas de restricción monetaria, la solventación de los supuestos «cuellos de botella» y la enquistación de la guerra de Ucrania. Durante todo 2022 se ha mantenido en esa cifra.

Esta es la inflación más alta de todo el registro histórico que tiene Andorra. Dicho registro se remonta a principios de 2002 que es el momento en el que empezó a circular el euro como moneda en España y Francia y se convirtió en la moneda de facto de Andorra. A continuación mostramos un gráfico de todo el registro de la variación de precios, y como vemos la subida actual es mayor incluso de la que hubo en el pico de la burbuja inmobiliaria donde había una subida de precios del 6% anual:

Índice de precios histórico en Andorra, 2002-2022
Índice de precios histórico en Andorra, 2002-2022

Si la separamos por categorías o grupos, vemos en el gráfico como es obvio que al principio donde más había inflación es en el transporte, con una tasa de hasta el 17,3% (línea verde claro) seguida por los alimentos y bebidas no alcohólicas con el 9,5% (línea azul oscuro) y el grupo de «hogar, agua, gas, electricidad y otros combustibles» con el 6,6% (línea azul claro). Esto es también problemático ya que el coste que más influye al vivir en Andorra es la vivienda.

Tasa de inflación en Andorra por categorías, 2021-2022
Tasa de inflación en Andorra por categorías, 2021-2022

Sin embargo, desde mediados de 2022, la subida del IPC del transporte se ha moderado muchísimo hasta el 7,2% pero las demás categorías han seguido subiendo con fuerza, incluso más que antes. En concreto, los alimentos y bebidas han cerrado el año en el 13,5% anual, seguido de «espectáculos, recreo y cultura» que han pegado una buena subida al un 9,3%, los «muebles, utensilios domésticos y servicios del hogar» con un 8,7% o los «costes del hogar» con un 7,5%. No solo eso, están empezando a despegar las categorías que antes no tenían inflación.

De igual forma, si vemos los datos de variación de precios desglosados en los grupos que nos ofrecen las estadísticas de Andorra y cogemos las partidas con mayor aumento de precios, observamos que mientras que los «servicios de transporte» se están deflacionando casi un 50% y los «bienes y servicios relativos a vehículos» han moderado su inflación, prácticamente todas las demás categorías están en inflación todavía y cada vez más.

La «electricidad, gas y otros combustibles» vuelven a repuntar al 36,6% por ejemplo, los «productos duraderos para la recreación y la cultura» se colocan en el 16,6%, el enseñamiento preescolar y primario en el 13,6% o las «herramientas y otros materiales» se plantan en el 12,2%. Claramente la inflación se está enquistando en otros sectores de la economía, justo como advertían muchos economistas, por haber sido demasiado alta durante demasiado tiempo. Por eso a pesar de que cae la gasolina y los servicios de transporte se sigue manteniendo la misma tasa.

Variación IPC en Andorra por grupos, 2021-2022
Variación IPC en Andorra por grupos, 2021-2022

Así pues, claramente parece que vamos a tener problemas en el futuro y que de momento, a pesar de que la gasolina y los combustibles se han moderado, la electricidad sigue aumentando de precio a un ritmo desorbitado. Eso, junto a que el aumento del IPC se está contagiando a todos los sectores de la conomía, indica que es probable que nos plantemos en un escenario futuro de estanflación y en una espiral precios-salarios con recesión incluída. Todo un cóctel explosivo que, por supuesto, afectará también en Andorra.

Recesión a la vista…

El Gobierno de Andorra preveía que en 2022 habría una inflación del 4,5% y finalmente ha sido del 7,1%, superando así las expectativas generadas. Además, cree que será muy inferior al 2% en los próximos 5 años. Algo que, si bien lo venden como expectativas positivas, parecen difíciles de cumplir o indican todo lo contrario. Los bancos centrales como la Reserva Federal (FED) en Estados Unidos y el Banco Central Europeo (BCE) en Europa están subiendo los tipos de interés a su tipo más alto de la historia después de haber aumentado la oferta monetaria con una intensidad sin precedentes también en la historia.

Estados Unidos ya ha entrado en recesión técnica y todo apunta a que la economía va a estar estancada o incluso en contracción en los próximos años. Y además, tampoco parece que la inflación esté remitiendo a un ritmo lo suficientemente alto. La guerra entre Rusia y Ucrania también se ha enquistado y si a eso le sumamos el pinchazo de la terrible burbuja inmobiliaria china, lo cierto es que el futuro apunta a que ocurrirá una fuerte crisis económica pronto. Si bien esto reduce las tensiones inflacionarias, puede producirse con mucha facilidad una estanflación y una espiral inflacionaria.

Deja un comentario

Inflación en Andorra: tasa, gráficos e índice

Encuéntranos en las redes

Sobre nosotros

Andorra Insiders es una plataforma de información sobre Andorra gestionada por Abast Global, despacho profesional andorrano de asesoramiento servicios legales, fiscales y contables especializado en el establecimiento de personas y negocios en el Principado de Andorra. Más información aquí.

Comparte en redes sociales

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp

Posts más recientes