Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

IVA en Andorra: el impuesto indirecto (IGI)

A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN

A los impuestos indirectos se les suele llamar indoloros básicamente por estar divididos los importes en múltiples pagos pequeños (cada vez que consumimos) y por terminar dichos pagos disueltos en el sistema de precios, teniendo la percepción de que realmente el coste del producto es el monto total. Lo cierto es que si bien son indoloros para el consumidor, para el productor suelen ser un verdadero quebradero de cabeza.

No obstante, en Andorra la tributación indirecta es bastante liviana, si bien debido al proceso de homologación tributaria que ha llevado el país desde principios de siglo el marco fiscal es parecido al de los principales países de su entorno y respeta los estándares internacionales, pero con tipos mucho más bajos. Pues bien, en este artículo entraremos en detalle sobre la tributación indirecta andorrana, o los impuestos equivalente al IVA y otros.

¿Qué es un impuesto indirecto?

Un impuesto indirecto es una clase de tributo recaudado por un agente económico que en general es una empresa (que paga el tributo al agente recaudador) y que sin embargo repercute todo o buena parte del monto de ese impuesto en quien es el consumidor final (por ejemplo, aumentando el precio efectivo de venta). Este tipo de tributación es bastante común y fue de las primeras en surgir históricamente, pues tiene sus ventajas:

  • Es más fácil y cómodo para recaudar (en teoría y en principio), ya que hay menos centros de recaudación y pago fiscal que en el caso de los impuesto directo (los intermediarios concentran los montos fiscales recaudados de muchos contribuyentes).
  • Los contribuyentes reales, que son los consumidores finales, tienen por lo general menos resistencia a pagar el impuesto que con el sistema directo, puesto que las cantidades a pagar se fraccionan en una serie de montos pequeños o medianos.

En general, los impuestos indirectos son aquellos impuestos que una persona debe pagar por el hecho de consumir o utilizar algo. Suelen afectar a todos los ciudadanos por igual (mismo porcentaje, nula progresividad de tipos) independientemente del cual sea el nivel de renta o poder adquisitivo, ya que se grava el consumo o el uso. Esta es la gran diferencia con los impuestos directos.

Los estándares internacionales de los países hegemónicos dividen estos impuestos en dos categorías distintas, de manera muy simplificada y a efectos explicativos:

  • Impuestos sobre el consumo: como el IVA (impuesto sobre el valor añadido) o el VAT (value-added tax), suele ser un único impuesto aplicable a todos los bienes de consumo finales. En algunas jurisdicciones se divide a tramos según la categoría y necesidad del bien y en otras se mantiene como tipo único.
  • Impuestos especiales: son impuestos implantados bajo distintas excusas supuestamente de beneficio social. Por ejemplo para “desincentivar” la contaminación, la salud pública y privada, etc. También se suele dar la excusa de que es un “sector o bien estratégico” Suelen pertenecer a esta los tributos relativos al alcohol, el tabaco, la matriculación de los coches, el carburante, la electricidad, etc.) y en general estos tributos no sustituyen a los impuestos sobre el consumo, sino que se superponen al mismo.

Impuestos indirectos o IVA en Andorra

El Principado de Andorra, novato y joven en el tema de los impuestos, hasta 2006 no tenía impuesto general indirecto como tal, sino que la tributación indirecta estaba separada en numerosos tributos distintos:

  • El impuesto de mercancías indirecto (IMI)
  • El canon del consumo de electricidad y teléfono
  • La tasa por razón del servicio de fe pública notarial
  • El impuesto indirecto sobre la prestación de servicios bancarios y de servicios financieros (ISI bancario y financiero)
  • El impuesto indirecto sobre la prestación de servicios empresariales y profesionales (ISI)
  • El impuesto indirecto sobre la producción interna (IPI)
  • El impuesto indirecto sobre las actividades comerciales (IAC)

A partir 1 de enero del susodicho año entró en vigor el nuevo tributo, que sustituía todos los de la lista anterior: el IGI. Sin embargo, no fueron sustituidos la totalidad de los impuestos indirectos de Andorra, como veremos más adelante. Por ejemplo el impuesto indirecto sobre la prestación de servicios de seguro siguió en vigor y no fue absorbido por este tributo.

¿Qué es el IGI?

IGI, el IVA o impuesto indirecto sobre el consumo de Andorra
IGI, el IVA o tributo indirecto sobre el consumo de Andorra

IGI es el acrónimo utilizado para denominar al IVA de Andorra. Significa Impuesto General Indirecto, y grava las entregas de bienes y prestaciones de servicios efectuadas en territorio andorrano por empresarios o profesionales a título oneroso, con carácter habitual u ocasional, en el desarrollo de su actividad económica, así como las importaciones. Es decir y en general: el consumo. Para ello se entiende por:

  • Actividad económica: las que implican la ordenación por cuenta propia de factores de producción materiales y humanos o de alguno de estos factores de producción, con el fin de intervenir en la producción o distribución de bienes o en la prestación de servicios . La actividad de arrendamiento de bienes tiene la consideración de actividad económica.
  • Empresarios profesionales: personas físicas o jurídicas que desarrollan actividades económicas no tienen la consideración de empresarios con respecto a este impuesto (excepto que manifiesten de forma expresa la voluntad de serlo). Esto se traduce en las situaciones de hacer entregas de bienes y prestaciones de servicios que superen la cifra anual de 40.000 euros o hacer actividades agrícolas y ganaderas que superen la cifra anual de 150.000 euros.

Estructura del Impuesto y tipos impositivos

En cuanto a la estructura de este tributo, viene dada por tramos, liderados por el tipo general que es del 4,5%. Además de estos, existen los siguientes tipos:

  • Tipo superreducido del 0%: se aplica sobre ciertos servicios de salud de Andorra como la asistencia sanitaria u hospitalaria prestada por entidades públicas, reembolsable por la CASS o en convenio por la CASS, ambulancias y medicamentos reembolsables, servicios de educación como la enseñanza, guarderías y clases particulares (temario escolar o universitario), deporte o cultura por parte de organismos públicos u ONGs, arrendamientos y ciertas transmisiones de vivienda, entregas de sellos y efectos timbrados de curso legal y el oro de inversión.
  • Tipo reducido del 1%: es aplicable a alimentos para el consumo humano (excepto las bebidas alcohólicas) o animal, los animales vivos, las semillas, plantas, agua apta para la alimentación humana o animal o para el riego, libros, periódicos y revistas que no contengan única y fundamentalmente publicidad.
IGI reducido, ticket o factura de compra de supermercado en Andorra
IGI reducido, ticket o factura de compra de supermercado en Andorra
  • Tipo especial del 2,5%: a este impuesto están sujetos el transporte de personas y su comercialización y las prestaciones de servicios relacionadas a continuación cuando no son efectuadas por administraciones públicas o parapúblicas, entidades de derecho público o entidades culturales o sociales de carácter no lucrativo:
    • Las propias de bibliotecas, archivos y centros de documentación.
    • Las visitas a ferias, museos, galerías de arte, pinacotecas, monumentos, lugares históricos, jardines botánicos, parques zoológicos y parques naturales y otros espacios naturales protegidos de características similares.
    • Las representaciones teatrales, musicales, coreográficas, audiovisuales y cinematográficas.
    • La organización de exposiciones y manifestaciones similares de ámbito educativo, cultural o social.
    • Los bienes de objetos de arte, de colección o de antigüedad, según la Nomenclatura general de productos y de acuerdo con lo previsto reglamentariamente.
  • Tipo incrementado del 9,5%: aplicado únicamente a servicios bancarios y financieros.

Liquidación del Impuesto y régimen simplificado

El obligado tributario de este impuesto y el que realiza la liquidación es el vendedor que ejerce la actividad económica. Para la liquidación del impuesto, como el empresario o el profesional soporta un IGI cuando adquiere bienes o servicios y luego lo repercute en el momento de la venta de bienes o cuando presta servicios, simplemente se restan ambas cantidades resultando así el IGI que debe abonar el profesional (IGI de bienes vendidos – IGI de bienes adquiridos).

Esto se hace mediante una declaración periódica ante la Administración tributaria andorrana, de manera que el resultado obtenido es el importe de IGI que debe pagar y abonar a la Administración tribuaria o el importe de IGI que esta le devolverá. La periodicidad de esta declaración depende de la cifra anual de negocio del año inmediatamente anterior, y en las importaciones de bienes, el impuesto se liquida en la forma prevista por la legislación aduanera correspondiente.

Una cosa interesante a remarcar sobre el IGI en Andorra es el régimen especial simplificado de liquidación. A él se pueden acoger voluntariamente los empresarios o los profesionales cuando el importe de las entregas de bienes y prestaciones de servicios efectuados no supere la cifra anual de 100.000 euros y una vez se haya optado por este régimen, se mantendrá durante un plazo mínimo de tres años.

Bajo este régimen, la cuota de liquidación se determina restando al IGI repercutido en el período de liquidación un IGI soportado estimado. Este IGI estimado se basa en unos porcentajes aplicados sobre la cifra de ingresos anuales, y varían según el tipo de actividad económica; actividades comerciales el 3% y el resto 1,5%. El resto del procedimiento es el mismo, es decir, periódicamente se realiza una declaración y se abona (o cobra) el importe resultado de la resta.

¿Quién paga el IGI? Repercusión y traslado del impuesto

Dado que el impuesto debe aplicarse sobre los bienes de consumo pero lo liquidan los oferentes de ese bien o servicio (empresarios, autónomos, etc.) los obligados tributarios deben trasladar o repercutir íntegramente el impuesto sobre los usuarios para los que efectúan la operación gravada, si bien en el fondo es lo mismo pues supone un coste más para el oferente y un sobreprecio para el demandante. Este último queda obligados a soportarlo siempre que el traslado del impuesto se ajuste a lo establecido en la Ley andorrana.

El traslado del impuesto se efectúa mediante factura o documento sustitutivo, y la cuota repercutida se consigna separadamente de la base de tributación, incluso en los casos de precios fijados administrativamente, indicando el tipo de gravamen aplicado. En las importaciones de bienes, el traslado del impuesto se produce mediante el documento correspondiente expedido por la Aduana.

Otros impuestos indirectos

Como comentábamos al principio del artículo, Andorra no solo tiene el impuesto general indirecto como impuesto al consumo o bien final. Además, cuenta con los siguientes:

  • Impuesto sobre transmisiones patrimoniales inmobiliarias (ITP) (2000). Se gravan las transmisiones de toda clase de bienes inmuebles así como la constitución y cesión de derechos reales sobre los bienes inmuebles, si bien hay muchas exenciones. Se aplica un 4%, del cual 1% lo impone el gobierno y 3% los comunes sobre el valor real de los bienes transmitidos o del derecho que se constituye o cede.
  • Impuesto sobre la prestación de servicios de seguro (2002). Aplicada a las entidades aseguradoras cuando realicen las operaciones gravadas por el impuesto. Se aplica un tipo del 4% sobre el importe total de la prima o cuota que deba satisfacer el tomador del seguro.
  • Impuestos Especiales (2008). Impuesto que se aplica a determinados productos: alcoholes, tabacos e hidrocarburos. Estos impuestos se aplican a la importación y la fabricación (mercado interno) de estos productos, y por tanto lo pagan las personas que importen o fabriquen alcoholes, los tabacos o hidrocarburos. Como ejemplo, el impuesto es de 0,02€ por paquete de tabaco, 25€ por hectolitro de alcohol puro (ni cerveza ni vino) y 0,285€ el litro de gasoil.

Conclusión

Como vemos, a diferencia del IVA u otros, el IGI andorrano no solo es liviano y progresivo, sino también bastante simple. Como además los importes a abonar a la Administración Tributaria resultan de restar al impuesto repercutido el impuesto soportado, se simplifican enormemente los trámites y la burocracia, así como el margen de liquidez que debe mantener el profesional u obligado tributario para hacer frente a los diferentes abonos. El régimen simplificado para pequeños profesionales es un extra más que hace de Andorra un país no solo con poca carga fiscal, sino con trámites y regulaciones pensadas para favorecer al obligado tribuario y quitar duplicidades administrativas de las instituciones.

No obstante, como hemos visto el IGI tiene bastantes detalles a tener en cuenta tanto para su repercusión como para su liquidación, y es de obligado y estricto cumplimiento. Por eso recomendamos como siempre el trato con buenos profesionales en la materia que aseguren que la operativa está hecha en base a la ley y que puedan optimizar la carga fiscal y los trámites necesarios para cada negocio. En Andorra Insiders colaboramos con los mejores expertos del país en materia tanto fiscal como legal y contable, y tanto nacional como internacional, ofreciendo servicios de asesoría, consultoría y gestoría total para todos aquellos que quieran abrir una empresa en Andorra o vivir en el país obteniendo un permiso de residencia.

Además, le ofrecemos apoyo integral en su expatriación y mudanza al Principado, acompañándole desde los primeros momentos resolviendo minuciosamente sus dudas más inquietantes hasta en la búsqueda de vivienda, local y otros servicios que necesite, así como guiándole y aconsejándole sin compromiso sobe este país en el corazón de los Pirineos y su día a día. Puede leer parte de los servicios que ofrecemos en este enlace, y puede contactar con nosotros en este otro. Estaremos encantados de ayudarle.

Deja un comentario

Impuesto general indirecto o IVA en Andorra

Encuéntranos en las redes

Sobre nosotros

Andorra Insiders es una plataforma de servicios legales, fiscales y contables profesionales, especializada en crear empresas y establecer a personas en el Principado. 

Comparte en redes sociales

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp

Posts más recientes