Impuestos en Andorra en 2020

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN
impuestos andorra fiscal insiders fiscalidad

Andorra es un país de baja carga fiscal debido a sus tipos bajos, pero cuenta con un sistema tributario estricto y claramente definido. Desde la apertura del país y la consecuente homologación, la tributación andorrana es muy parecida a la existente en los países europeos, pero con tipos nominales y efectivos mucho más suaves. Los principales impuestos en Andorra son el IGI, el impuesto de sociedades y el IRPF.

Cabe destacar que a pesar de sus impuestos Andorra dejó de ser un paraíso fiscal para sus países vecinos hace años, y para la propia Unión Europea y la mayoría de países internacionales recientemente.

Impuestos en Andorra fiscal en 2020

El impuesto indirecto o IGI

El Impost General Indirecte, equivalente al impuesto conocido como IVA (Impuesto por Valor Añadido) en los países de la Unión Europea, es una de las principales vías recaudatorias del sistema tributario andorrano y el principal de los impuestos indirectos. Al igual que sucede con su homólogo europeo, el IGI tiene diferentes tipos según el producto o servicio gravado. Pueden leer más sobre el IGI en nuestro artículo dedicado al mismo.

El tipo general del impuesto es del 4,5%. Equivalente al 21% en España, 20% en Francia, 19% en Alemania o 23% en Irlanda.

Además, existe un tipo superreducido del 0% para:

  • La asistencia sanitaria o hospitalaria prestada por entidades públicas.
  • La prestación de asistencia a personas físicas reembolsable por la CASS.
  • Los servicios de educación, enseñanza, guarderias, etc.
  • Las clases particulares impartidas por personas físicas (temario escolar o universitario)
  • Los servicios relacionados con el deporte o la educación física prestados por organismos públicos o sin ánimo de lucro.
  • Los servicios relacionados con el ámbito cultural prestados por organismos públicos o sin ánimo de lucro.
  • Los transportes con ambulancia.
  • Los alquileres de viviendas.
  • Los medicamentos reembolsados por la CASS.
  • Las transmisiones de viviendas exentas del impuesto sobre transmisiones patrimoniales inmobiliarias, por motivo de adquisición de la primera vivienda.
  • Las entregas de sellos y efectos timbrados de curso legal, por un importe no superior a su valor facial.
  • El Oro de inversión.

El tipo reducido del 1% es aplicable a:

  • Alimentos para el consumo humano (excepto bebidas alcohólicas) o animales, los animales vivos, las semillas, las plantas.
  • El agua apta para la alimentación humana, animal o para el riego.
  • Los libros, diarios y revistas que no contengan únicamente y fundamentalmente publicidad.

También el tipo especial del 2,5% sobre:

  • El transporte de personas y su comercialización, excepto el transporte por cable.
  • Las prestaciones de servicios relacionadas a continuación cuando no son efectuadas por administraciones públicas o parapúblicas, entidades de derecho público o entidades o establecimientos culturales o sociales de carácter no lucrativo:
    • Las propias de bibliotecas, archivos y centros de documentación.
    • Las visitas a ferias, museos, galerías de arte, pinacotecas, monumentos, lugares históricos, jardines botánicos, parques zoológicos y parques naturales y otros espacios naturales protegidos de características similares.
    • Las representaciones teatrales, musicales, coreográficas, audiovisuales y cinematográficas.
    • La organización de exposiciones y manifestaciones similares de ámbito educativo, cultural o social.
  • Los bienes de objetos de arte, de colección o de antigüedad, según la Nomenclatura general de productos y de acuerdo con lo previsto reglamentariamente.

Por último, también existe un tipo de gravamen incrementado del 9,5% aplicable únicamente a servicios bancarios y financieros.

Impuesto de sociedades

El tributo por excelencia de los impuestos sobre sociedades de Andorra es el IS o impost de societats, y corresponde a un tipo general fijo del 10%. Sin embargo, como comentábamos en el artículo que hicimos sobre el Impuesto de sociedades existen algunas bonificaciones interesantes a tener en cuenta para futuros residentes, entre otras:

  • El primer año cualquier obligado tributario tiene una reducción del 50% de la cuota de liquidación.
  • Para los obligados tributarios de este impuesto que se constituyan como nuevos empresarios de una nueva actividad empresarial o profesional y que tengan unos ingresos inferiores a 100.000 euros, el tipo de gravamen aplicable durante los 3 primeros años de actividad es:
    • El 5% por la parte de la base de tributación comprendida entre 0 y 50.000 euros.
    • El 10% sobre la base de tributación restante.

Recomendamos una lectura de la ley del impuesto o consultar con profesionales como los asociados de Andorra Insiders, ya que hay diferentes matices para acudir a dichas bonificaciones así como para presentar correctamente el impuesto. También sugerimos informarse sobre los impuestos municipales, así como el procedimiento a seguir para crear una empresa en Andorra.

Impuestos sobre la renta y personas físicas

Muy conocido por todos, el IRPF andorrano es uno de los impuestos más bajos de toda Europa. Es un impuesto compuesto por tramos que se aplican sobre la base imponible, similar al de los países colindantes. 

Sin entrar en los muchos detalles del impuesto y de forma simplificada:

  • De 0 a 24.000€ se tributa al 0%
  • De 24.000€ a 40.000€ el tipo es del 5%
  • Cualquier cantidad superior a 40.000€ tiene la obligación de tributar al 10%, que es el tipo general

Por otro lado, un hecho interesante es que cualquier dividendo recibido de una empresa andorrana tributa al 0% en Andorra, evitándose así la doble imposición. Pueden leer mucho más sobre este impuesto en nuestro artículo dedicado exclusivamente al IRPF de Andorra.

Otros gravámenes estatales

Además de los tres principales, existen otros impuestos menores en Andorra. No obstante estos son solamente una parte minúscula del sistema tributario general aplicado en el Principado. Por ejemplo:

  • Imposición que grava las plusvalías de capital en las transferencias de bienes raíces: se aplica durante las transmisiones de bienes inmuebles cuando hay un aumento de valor y el tipo está entre 8 y 15%
  • Impuesto de las ganancias de capital: se aplica un porcentaje fijo del 10% sobre las ganancias de capital financiero.
  • Impuesto aplicado sobre el registro de los titulares de actividades económicas: es una tasa corporativa andorrana que, según la forma legal de la empresa (SA, LLC, profesiones liberales, etc.), oscila entre 20 y 800 euros al año.

Tasas e impuestos parroquiales

Además de estos impuestos, las parroquias (subdivisión territorial de Andorra) cobran también algunos tributos, dependiendo de la parroquia en cuestión ya que cada una tiene su propia regulación. De cualquier modo, estos impuestos suelen ser de un importe bastante bajo. Recordemos que son siete las parroquias que forman el territorio del Principado: Sant Julià de Lòria, Andorra la Vella, Escaldes-Engordany, La Massana, Encamp, Ordino, Canillo. Entre estas tasas se incluyen:

  • Impuesto de radicación actividades comerciales, Industriales y profesionales: el importe depende de la ubicación de la empresa y de la naturaleza de la actividad;
  • Tasas por la prestación de servicios Comunales (uso del servicio)
  • Tasas y derechos por realización de actos administrativos
  • Tributos tradicionales del foc i lloc (Residencia): se aplica sobre las personas de edad entre 18 y 65 años y su cantidad varía según la parroquia.
  • Y por último tributos sobre la propiedad inmobiliaria edificada, no edificada, rendimientos, arrendatarios…

Resumen de la fiscalidad andorrana

impuestos andorra insiders 2020

Desde las reformas iniciadas para abrirse internacionalmente, Andorra tiene más tributos que nunca. No obstante, los más relevantes son los tres principales (Impuesto de sociedades, IRPF e IGI) que son equiparables a los correspondientes de otros países europeos pero con tipos mucho más bajos y muchas más ventajas.

Al final, cualquier persona, obtenga sus ingresos de donde los obtenga, paga como máximo el 10% en impuestos estatales (si paga impuesto de sociedades sus dividendos no tributan, el IRPF tiene bonificaciones y su máximo es 10%, los impuestos sobre el capital también son del 10%), y unos impuestos fijos que dependiendo de si tiene empresa y local, etc o no serán de entre 100 y 1.500€ anuales. Como vemos es un marco tributario muy ventajoso, especialmente comparado con los demás países europeos y concretamente Francia y España, que hacen de Andorra una opción a considerar seriamente.

En Andorra Insiders contamos entre ontros con la colaboración de los mejores expertos tanto a nivel nacional andorrano como internacional, profesionales en servicios fiscales, legales y contables de todo tipo. Además están muy experimentados con el traslado de clientes a Andorra, ya sea abrir una empresa, obtener el permiso de residencia necesario para vivir en el Principado, realizar la planificación fiscal y legal internacional correspondiente o cualquier otro trámite necesario con todas las garantías.

Además, le ofrecemos apoyo integral, desde el primer momento de contacto resolviendo todas sus dudas y su caso particular hasta la búsqueda de local/vivienda y guía del día a día del país. Puede contactar con nosotros aquí y contarnos su caso para que le enviemos nuestra propuesta de servicios individualizada, y también puede leer nuestros principales servicios aquí.

Deja un comentario