Impuesto de sociedades (IS) en Andorra

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN
Impuesto de sociedades (IS) en Andorra en 2020

Como ya comentamos en nuestro artículo sobre los impuestos en Andorra y en el de abrir una empresa en el país, uno de los tributos más recientes es el que grava los beneficios de las sociedades, pues hasta 2011 no existía (se aprobó el 29 de diciembre de 2010, Ley 95/2010) y hasta 2012 no entró en vigor.

Si bien el impuesto de sociedades no debería ni siquiera existir por absurdo (pues si grava solamente la parte de los dividendos eximiendo del impuesto reinversiones, etc. es como un impuesto sobre la renta las actividades económicas, y si grava todo el beneficio de una sociedad está paralizando la actividad del negocio al gravar reinversiones, adquisiciones, etc.) en Andorra este impuesto es muy liviano y responde al proceso de homologación que llevó el país para poder abrirse internacionalmente y adaptarse a los nuevos tiempos.

Así pues, hoy vamos a explicar qué es este impuesto y cómo se suele aplicar, el origen y su funcionamiento para el caso concreto del Principado de Andorra. Un país que si bien ya no es un paraíso fiscal sí ofrece unas ventajas fiscales más que claras respecto a los países de su alrededor, también en el impuesto de sociedades y es una potente alternativa para aquellos emprendedores, sean empresarios o inversores particulares, que están hartos de la ineficiencia de los estados actuales y cuyos negocios no dependen de la ubicación física o del territorio.

¿Qué es el Impuesto de sociedades o IS?

El impuesto de sociedades es un tributo directo impuesto por una jurisdicción sobre los ingresos o el capital de las sociedades o entidades jurídicas análogas. Muchos países imponen dichos impuestos a nivel nacional, y se puede imponer un impuesto similar a nivel estatal o local. A este impuesto también se le suele llamar impuesto sobre el capital. Las asociaciones generalmente no están sujetas a este tipo de tribuos. El impuesto de sociedades de un país puede aplicarse a:

  • Sociedades constituidas en el país
  • Corporaciones que hacen negocios en el país con ingresos de ese país
  • Empresas extranjeras que tienen un establecimiento permanente en el país
  • Corporaciones consideradas residentes a efectos fiscales en el país

Los ingresos de la empresa sujetos a impuestos a menudo se determinan de manera muy similar a los ingresos imponibles para contribuyentes individuales o personas físicas. Aunque hay muchas maneras de aplicar el gravamen, los países suelen hacerlo generalmente gravando a las corporaciones sobre sus ganancias netas o gravando a los accionistas cuando la corporación paga un dividendo. La tasa impositiva varía según la jurisdicción y suele ser única y fija.

Las ganancias netas suelen ser generalmente el beneficio neto del estado financiero con modificaciones y puede definirse con gran detalle dentro del sistema tributario de cada país. Cuando se gravan los dividendos, se puede exigir a una corporación que retenga impuestos antes de que se distribuya el dividendo. Además, la mayoría de los sistemas proporcionan reglas específicas para la tributación de la entidad y / o sus miembros al finalizar o disolverse la entidad.

Historia y estructura del impuesto de sociedades

Forman la estructura de este impuesto las siguientes definiciones:

  • Sujeto pasivo: constituyen el sujeto pasivo típico del impuesto las sociedades de capital, que son entidades con personalidad jurídica propia y responsabilidad limitada de los socios. Aunque la mayoría de entidades carentes de personalidad jurídica quedan fuera del impuesto suele haber excepciones como los fondos de inversión y los planes de pensiones, aunque normalmente sea con la aplicación un tipo de gravamen especial.
  • Base imponible: En el cálculo de los ingresos netos se restan de los ingresos brutos los gastos deducibles, teniendo en cuenta la compensación de las pérdidas así como la valoración de las existencias, las amortizaciones o deducciones por depreciación del activo y las variaciones patrimoniales.
  • Tipo impositivo: Como hemos dicho anteriormente el tipo aplicable en los impuestos sobre sociedades generalmente es fijo y no depende del nivel base imponible, constituyendo por tanto un impuesto de carácter proporcional. No obstante, es corriente la existencia de tipos de gravamen especiales para sociedades dedicadas a actividades no lucrativas. También existen en determinados países tipos de gravamen diferenciados para los beneficios distribuidos y para los no distribuidos.

En cuanto a la historia, es más o menos similar a la relativa al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). En Estados Unidos, hasta la Decimosexta Enmienda se promulgaron varios impuestos sobre la renta y también sobre las corporaciones, pero duraban muy poco porque se consideraban inconstitucionales. Esta Enmienda de 1909 y ratificada en 1913 dispuso para siempre el impuesto de sociedades como las disposiciones corporativas dentro del impuesto federal sobre la renta.

El Impuesto sobre Sociedades en Andorra

Impuesto de sociedades, Andorra y otros países de alrededor
Impuesto de sociedades, Andorra y otros países de su alrededor

En Andorra el Impuesto de Sociedades es el que grava la renta de las personas jurídicas andorranas con independencia del lugar donde se haya producido y cualquiera que sea la residencia fiscal del pagador (mientras la persona jurídica o sociedad resida fiscalmente en Andorra), y se aplica sobre todo el territorio del Principado.

Así pues, son obligados tributarios del impuesto los llamados “sociedades” o “entidades” cuando tengan su residencia en territorio andorrano:

  • Las personas jurídicas
  • Las instituciones de inversión colectiva incluidas en el ámbito de aplicación de la Ley 10/2008, del 12 de junio, de regulación de los organismos de inversión colectiva de derecho andorrano
  • Entidades públicas y parapúblicas y de derecho público

Por otro lado, se consideran residentes fiscales en territorio andorrano las entidades que cumplan uno de los siguientes:

  • Que se hayan constituido conforme a las leyes del Principado de Andorra.
  • Que tengan su domicilio social en el Principado de Andorra.
  • Que tengan su sede de dirección efectiva en territorio del Principado de Andorra. A tal efecto, se entiende que una entidad tiene su sede de dirección efectiva en territorio del Principado cuando radiquen o se ejerzan la dirección general y el control de la producción del conjunto de sus actividades o negocios.
  • Que hayan trasladado su residencia en Andorra y desde el momento en que se haya perfeccionado el traslado de su domicilio en Andorra, de acuerdo con lo que determina la legislación mercantil.

Base de tributación

La base de tributación se calcula de manera general por el método de determinación directa, esto es, corrigiendo el resultado contable obtenido en base a la legislación, y el Plan General de Contabilidad de Andorra. Para ello se tienen en cuenta las amortizaciones, las pérdidas por deterioro del valor de los elementos patrimoniales y ciertas provisiones de pasivo, valorando los elementos patrimoniales según el precio de adquisición o el coste de producción y el “valor normal de mercado” de los mismos. Cabe resaltar que las bases de tributación negativas pueden compensar las bases de tributación positivas de los períodos impositivos que concluyan en los diez años posteriores.

Tipo impositivo del impuesto

El tipo general de gravamen para los obligados tributarios del impuesto de sociedades de Andorra es del 10 por ciento. No obstante, el tipo de gravamen aplicable a las instituciones de inversión colectiva reguladas por la Ley 10/2008, con exclusión de las sociedades gestoras, es del 0 por ciento.

Regímenes especiales

A pesar de lo anterior, existen unos regímenes especiales que aplican a una serie de entidades que cumplen una serie de condiciones y requisitos. Estos regímenes especiales actúan en la determinación de la base de tributación, modificándola.

Por ejemplo existe un régimen especial para “sociedades que realizan explotación internacional de intangibles o intervienen en el comercio internacional” y otro para “sociedades de gestión e inversión financiera intragrupo“, las cuales cumpliendo ciertos requisitos pueden beneficiarse de una reducción del 80 por ciento de la base de tributación (equivalente a un tipo efectivo del 2% sobre la base general).

También tienen un régimen especial las sociedades cooperativas, las consolidaciones tributarias (holdings) y las sociedades cuya actividad es la tenencia y mantenimento de participaciones en sociedades extranjeras (por eso es tan ventajoso ser broker o trader en Andorra). Además, existe otro régimen especial de amortización para nuevas inversiones. Recomendamos por ello tratar estos temas con buenos profesionales para una óptima planificación fiscal con estricto cumplimiento de todas las leyes, como los asociados de Andorra Insiders.

Exenciones para evitar la doble imposición

Con tal de paliar la doble tributación de la misma renta, se realizan exenciones sobre participaciones en beneficios de otras entidades internas e internacionales. Por ejemplo, si la entidad recibe dividendos o participaciones en beneficios procedentes tanto de entidades residentes o no residentes fiscales en Andorra estos beneficios quedan exentos si (aunque también tienen unas limitaciones extra):

  • La entidad no residente fiscal está sujeta, sin posibilidad de exención, a un impuesto sobre la renta de características similares al impuesto sobre sociedades del Principado de Andorra según lo establecido con la ley. Estas exenciones tienen validez en toda la cadena de entidades participadas.
  • La entidad residente fiscal en Andorra, está sujeta y no exenta al impuesto de sociedades.
  • El porcentaje de participación, directa o indirecta, en el capital, los fondos propios, el patrimonio neto o los derechos de voto de la entidad residente o no residente fiscal es igual o superior al 5 por ciento.

También se dan deducciones por creación de puestos de trabajo y por inversiones en activos andorranos. Por último cabe destacar que los dividendos obtenidos como personas físicas de entidades andorranas están exentas en el IRPF siempre. Pueden obtener más información del IRPF aquí.

Periodo impositivo y devengo

El periodo impositivo coincide con el ejercicio económico de la entidad, si bien no puede exceder de doce meses y en caso de que el ejercicio social sea superior, el período finaliza en el momento de concluir los doce meses. También se termina el ejercicio cuando se extingue la empresa (cancelación registral) y cuando se cambia la forma jurídica de la entidad tal que afecte a este impuesto.

En cuanto al devengo del impuesto, se realiza el último día del periodo impositivo.

Pagos a cuenta

En el mes de septiembre los obligados tributarios deberán efectuar un pago a cuenta de la liquidación correspondiente al período impositivo que esté en curso el 1 de setembre, calculado como el porcentaje del 50 por ciento sobre la cuota de liquidación del ejercicio inmediatamente anterior. El pago a cuenta tiene la consideración de deuda tributaria.

Este pago a cuenta se deduce de la cuota de liquidación a pagar tras terminar el periodo impositivo. Cuando, por efecto del pago a cuenta, la cuota diferencial sea negativa, el ministerio encargado de las finanzas devolverá el exceso.

Reducciones adicionales interesantes

Además de las comentadas anteriormente, existen dos reducciones para los nuevos negocios dignas de ser comentadas. La primera es que el primer año de aplicación del impuesto los obligados tributarios gozan de una reducción del 50% de la cuota de liquidación, con lo cual el tipo efectivo quedaría en el 5% respecto a la base imponible (beneficios).

La segunda, por otra parte, beneficia a pymes y microempresas. Y es que para los obligados tributarios de este impuesto que se constituyan como nuevos empresarios de una nueva actividad empresarial o profesional y que tengan unos ingresos inferiores a 100.000 euros, el tipo de gravamen aplicable durante los 3 primeros años de actividad es:

  • El 5% por la parte de la base de tributación comprendida entre 0 y 50.000 euros.
  • El 10% para la base de tributación restante.

Conclusión y resumen

Si bien la moral para gravar las rentas de personas jurídicas es bastante dudosa por estar estas gestionadas por personas físicas ya gravadas (o que serán gravadas en el futuro), el Impuesto de sociedades de Andorra es muy atractivo, liviano e interesante. Si bien el tipo general es del 10%, contiene una enorme variedad de detalles que lo hacen aún más tentador y ubican el tipo máximo de gravamen total de impuestos directos para las personas físicas en el 10% de las rentas obtenidas.

No obstante, estos detalles deben cumplir una serie de condiciones y requisitos establecidas por la Ley, tanto la propia del Principado como la internacional, que deben ser cumplidos con estricto rigor. Por ello recomendamos siempre tratar el tema con profesionales en el sector y que brinden buenos servicios legales, fiscales y contables, para asegurar la óptima planificación fiscal en ese estricto margen de la legislación. En Andorra Insiders colaboramos con los mejores expertos en ambas, muy experimentados en todo tipo de perfiles y que saben personalizar e individualizar su caso con todas las particularidades y ofrecerle la propuesta más adecuada para su negocio.

Ya sea para establecer su residencia y sede de negocio en el país, abrir una empresa en Andorra, gestionar las cuentas, encontrar una vivienda o local que se adapte a sus requerimientos, consejos y necesidades de guía del día a día, lo que sea, puede contar con Andorra Insiders. Le ofrecemos apoyo integral desde sus primeras dudas hasta aconsejarle y guiarle en el día a día del país. Puede contactar con nosotros aquí, y puede ver nuestros servicios de asesoría, consultoría y gestoría total aquí.

Deja un comentario